Make your own free website on Tripod.com
Home | Quienes Somos | Nuestra Fe | DOCTRINA | Galeria de Fotos | Para Amigos No Cristianos | Mujeres de Dios | Hombres de Dios | Jovenes | Niños/Kids | Profecias y Noticias | Bajar Informacion | LLamados Al Compañerismo Ministerial | Contactanos | Eventos Especiales
DOCTRINA

Hechos 2:42
Y perseveraban en la doctrina de los apostoles...
 
En Que Doctrina Estas Tu Perseverando?
Te Importa Saber Si Estas En La Doctrina Correcta?
Te Gustaria Encontrar Respuesta A Estas Preguntas?
 
Te Invitamos A Navegar Atravez De La Biblia
Click En Siguientes Temas:
 
 

Un Solo Dios En La Biblia

La Biblia da por asentado que Solamente hay un Dios. Esta doctrina

es central al mensaje bíblico, pues ambos el Antiguo y

el Nuevo Testamento la enseñan clara y enfáticamente.

 

Definiciones de las diferentes ramas de Creencias en el mundo acerca de Dios:

1. La creencia en un solo Dios se llama monoteísmo, que

proviene de dos palabras griegas: monos, significando

solo, solitario, uno; y teos, significando Dios.

Cualquier persona que no acepta el monoteísmo puede ser clasificado

como uno de los siguientes:

1.     Ateo; uno que niega la existencia de Dios;

2.     Agnóstico; uno que asevera que la existencia de Dios es desconocida y probablemente inconocible;

3.     Panteísta; uno que equivale a Dios a la naturaleza o las fuerzas del universo;

4.      Politeísta; uno que cree en más de un Dios.

5.     Diteísmo; la creencia en dos dioses, es una forma de politeísmo.

6.     Triteísmo; la creencia en tres dioses.

7.     Monoteísmo; Entre las religiones del mundo, tres son monoteístas: el Judaísmo, el Mahometismo, y el Cristianismo.

 

Entraremos detalladamente a la comparación de Versículos del Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, para encontrar apoyo en la palabra de Dios, que el es Uno y Uno Su Nombre.

 

El Propósito de Dios, para los escogidos es conocerle a el en su palabra:

 

Isaías 43:10 “Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mi no fue formado dios, ni lo será después de mi”

Juan 5:39 “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mi”

2 Timoteo 3:16 “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”

 

 

Antiguo Testamento:

Deuteronomio 6:4 “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es”

Genesis 1:1 “En el principio creo Dios (uno) los cielos y la tierra”

Exodo 3:6 “Y dijo: Yo soy el (único) Dios de tu padre(s)”

Exodo 3:14 “Y respondio Dios a Moisés: Yo Soy El Que Soy. (Que existe solo, por si mismo)”

Exodo 3:15 “Ademas dijo Dios a Moisés: Jehová el Dios de vuestros padres, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre para siempre; con el me recordara por todos los siglos”

Deuteronomio 4:39 “Aprende pues, hoy, y reflexiona en tu corazón que Jehová es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y no hay otro” (El Es Unico)

Deuteronomio 32:39 “Ved ahora que yo, yo soy, (Un Dios En El Cielo) y no hay dioses conmigo; yo hago morir y yo hago vivir; yo hiero, y yo sano”

Isaias 44:6 “Asi dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejercitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mi no hay Dios

Isaias 44:8 “Luego vosotros sois mis testigos. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno”

Malaquías 2:10 ¿No tenemos todo un mismo padre? ¿No nos ha creado un mismo Dios? ¿Porque pues nos portamos deslealmente…

Zacarías 14:9 “Y Jehová será rey sobre toda la tierra. En aquel día Jehová será uno, y uno su nombre

 

Nuevo Testamento

Jesús enseñó Deuteronomio 6:4 enfáticamente, llamándolo el primero de todos los mandamientos

Marcos 12:29-30 “Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amaras al Señor tu Dios con todo tu corazón, y contada tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas”

Romanos 3:30 “Porque Dios es uno, y él justificará”

I Corintios 8:4 “No hay más que un Dios”

I Corintios 8:6 “Para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre”

Gálatas 3:20 “Pero Dios es uno

Efesios 4:6 “Un Dios y Padre de todos”

I Timoteo 2:5 “Porque hay un solo Dios”

Santiago 2:19 “Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los

demonios creen, y tiemblan”

 

 

UN TRONO EN EL CIELO Y EN EL TRONO UNO (1) SENTADO

 

Antiguo Testamento

Isaías 6:1, 3 “En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor (uno) sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas (su gloria) llenaban el templo. Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra esta llena de su gloria”

 

Nuevo Testamento

Apocalipsis 4:2, 8Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. Y los cuatro seres vivientes (cada ser viviente representa una característica de Dios) tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor (el denota único) Dios Todo Poderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.

Apocalipsis 22:20 “El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amen; si, ven, Señor Jesús”

 

 

II Corintios 5:19 Colosenses 2:9; I Timoteo 2:5; 3:16).

La Manifestación De Dios En Carne

Declara la Biblia que Jesús es la manifestación de Dios Espiritu en carne?

Si, definitivamente lo dice:

 

Isaias 7:14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamara su nombre Emanuel.

Mateo 1:23 He aqui, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamaras su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.

Isaias  9:6 Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamara su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Isaias 35:4 Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo (no otro) vendrá y os salvara.

1 Timoteo 3:16 E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los Ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.

Juan 1:1 En el principio era el Verbo, (La Palabra) y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.

Juan 1:14 Y aquel Verbo (Que era Dios mismo creador de todas las cosas) fue hecho carne, y habito entre nosotros.

Colosenses 2:9 Porque en el habita corporalmente toda la plenitud de la deidad (El Espíritu Eterno O Dios Espíritu) Y vosotros estáis completos en el.

Isaías 40:3 Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.

Lucas 3:4 Como esta escrito en el libro de las palabras del profeta Isaías, que dice: Voz que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor; Enderezad sus sendas.

Juan era el que preparo el camino hacia el ministerio de Jesús.

 

Su Nuevo Nombre

Isaias 52:6 Por tanto mi pueblo sabrá mi nombre, por esta causa porque Yo mismo que hablo, he aquí estaré presente.

Mateo 1:21 Y dará a luz un hijo, y llamaras su nombre Jesús, porque el salvara a su pueblo de sus pecados.

Isaias 43:11 Yo, yo Jehová, y fuera de mi no hay quien salve.

Isaias 45:15 Verdaderamente tu eres Dios que te encubres, Dios de Israel, que salvas.

 

Isaias 45:22 Mirar a mi, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios y no hay mas.

Tito 2:13 Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.

 

Isaias 45:23 Por mi mismo hice juramento, (por nadie mas, sino por Dios) de mi boca salio palabra en justicia, y no será revocada: Que a mi se doblara toda rodilla, y jurara toda lengua.

Filipenses 2:9 “Por lo cual Dios también le exalto hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

1 Juan 5:20 Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este (Hijo Jesucristo) es el verdadero Dios, y la vida eterna.

 

 

 

 

 

La Diestra De Dios

Hay numerosos pasajes en el Nuevo Testamento que nos dicen que Jesús se sienta a la diestra de Dios. Pedro usó esta expresión en  Hechos 2:34 “citando el Salmo

110:1. Según los Hechos 7:55, Esteban miró hacia el cielo mientras le estuvieron matando a pedradas y “vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios.” ¿Qué significa esta frase? ¿Significa que hay dos manifestaciones

físicas de Dios en cielo, Dios y Jesús, con el último colocado perpetuamente en la diestra del anterior? ¿Es esto lo qué Esteban vio? Una interpretación física “de la diestra de Dios” (la mano de Dios) es incorrecta.

 

En primer lugar, ningún hombre ha visto Dios en cualquier momento, ni puede un

ser humano verlo (Juan 1:18; I Timoteo 6:16; I Juan 4:12). Dios es Espíritu y como tal es invisible (I Timoteo 1:17). El no tiene una mano derecha física a menos que

El elija manifestarse a Sí mismo en una forma humana. Sabemos que Esteban no lo vio literalmente a Dios aparte de Jesús. Si él vio a dos personas, ¿por qué ignoraría a una de ellas, orando solamente a Jesús? (Hechos 7:59-60). Si él vio distintas manifestaciones físicas del Padre y del Hijo, ¿por qué no vio al Espíritu Santo como una tercera persona?

 

Una lectura cuidadosa de Hechos 7:55 apoyará la declaración que Esteban no vio a Dios aparte de Jesús. El versículo 55 no dice que Esteban vio al Espíritu de Dios,

sino nos dice que él vio “la gloria de Dios” y a Jesús. En el versículo 56 Esteban dijo, “He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios.” La única imagen visual o persona que Esteban vio era realmente

Jesucristo.

 

Otros problemas se presentan si tomamos “la diestra de Dios” en un sentido físico. ¿Está sentado Jesús a la diestra de Dios según lo registrado en Hechos 2:34?, o

¿está Jesús parado a la diestra de Dios como registrado en Hechos 1:55-56? ¿Está Jesús sentado encima de la diestra extendida de Dios? o ¿está Jesús sentado junto a la diestra de Dios? ¿Está Jesús en el seno del Padre? (Juan 1:18). ¿Qué de Apocalipsis 4:2, que describe un trono en el cielo y uno qué se sienta en ese trono? ¿Se sienta el Padre en un trono y Jesús se sienta al lado de aquel trono?

¿Qué del hecho de que Jesús es el Único que está sentado en el trono? (Apocalipsis 4:2, 8 con 1:8, 18). Obviamente, entonces, la descripción de Jesús a la

diestra de Dios debe ser figurativa o simbólica. Actualmente, esto es evidente al considerar las numerosas referencias a través de la Biblia que hablan de la diestra de Dios. En el Salmo 16:8, David escribió, “A Jehová he puesto siempre delante de mí; Porque está a mi diestra, no seré conmovido.” ¿Significa esto que Jehová estaba siempre presente corporalmente a la diestra de David? El

Salmo 77:10 dice, “Traeré, pues, a la memoria los años de la diestra del Altísimo.” ¿Prometía el salmista recordar el número de los años que Dios tenía una diestra? El Salmo 98:1 declara de Jehová, “Su diestra lo ha salvado y su santo brazo.” ¿Significa esto que Dios derrotó a Sus enemigos sosteniendo detrás de Sí mismo Su mano izquierda mientras que los aplastó con una diestra física? El Salmo 109:31 indica que Jehová “se pondrá a la diestra del pobre.” ¿Significa esto que El se coloca físicamente a Sí mismo al lado de la gente pobre en todo momento? Jehová declaró en Isaías 48:13, “mi mano derecha midió los cielos,” y en Isaías 62:8 que Jehová juró por su mano derecha. ¿Significa esto que Dios extendió

una mano gigante y literalmente cubrió el cielo?, o ¿Qué Dios puso su mano izquierda encima de su mano derecha y juró por ella? Jesús echó fuera demonios por el dedo de Dios (Lucas 11:20). ¿Arrastró hacia abajo un dedo gigante

del cielo y echó fuera a los demonios de la gente? Por supuesto, la respuesta a todas estas preguntas es “No.” Por lo tanto, debemos entender que la “diestra de

Dios” se usa en un sentido figurativo, simbólico, o poético y no en un sentido físico ó corporal. Esto siendo así, ¿qué significa esta frase?

 

En la Biblia, la diestra significa fuerza, poder, importancia, y preeminencia tal como en las frases de uso común, “él es mi brazo derecho” y “daría mi brazo derecho para esto.” El erudito trinitario Bernard Ramm dice,  “Se habla de la omnipotencia de Dios en términos de un brazo derecho porque entre los hombres el brazo derecho es el símbolo de fuerza o energía. Se habla de la preeminencia como sentarse a la diestra de Dios porque en asuntos sociales humanos la posición de la diestra referente al anfitrión era el lugar del honor más grande.”1

 

Algunos ejemplos bíblicos para demostrar esta asociación de la diestra con el poder son interesantes e instructivos. Éxodo 15:6 proclama, “Tu diestra, O Jehová,

ha sido magnificada en poder.” El Salmo 98:1 y el Salmo 110:1 asocian a la diestra de Dios con la victoria sobre los enemigos. Cuando la Biblia habla de Jesús a la diestra de Dios, quiere decir que Jesús tiene todo el poder y toda la

Autoridad de Dios. Jesús mismo dijo claramente en Mateo 26:64: “Desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.” (Véase también Marcos 14:62; Lucas 22:69.)

Así Jesús declaró que tenía todo el poder de Dios; por esta implicación El declaró que era Dios. Los judíos entendieron estas demandas y debido a ellas el sumo sacerdote acusó a Jesús de blasfemia (Mateo 26:65). Al parecer, el sumo sacerdote sabía el significado simbólico de la diestra en el Antiguo Testamento, y por lo tanto él se dio cuenta que Jesús estaba declarando que El tenía el poder

de Dios y que era Dios. Primera de Pedro 3:22 demuestra aún más que “la diestra” significa que Jesús tiene todo poder y autoridad: “quién habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a él están sujetos ángeles, autoridades y potestades.” De la misma manera, Efesios 1:20-22 usa esta frase para decir que Jesús tiene la

preeminencia sobre todos los principados, potestades, dominios, y nombres. Este pasaje también relaciona la diestra a la exaltación de Cristo. En esta conexión, los

Hechos 5:31 dice, “A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.” (Véase también el Salmo 110:1; Hechos 2:33-34.) Hechos 5:31 indica que la diestra de Dios o el brazo

de Dios refiere a veces específicamente al poder de Dios en la salvación. Muchos otros versículos de Escritura hablan de la diestra de Dios como una representación de la liberación y de la victoria que Dios da a su gente (Exodo 15:6; Salmo 44:3; Salmo 98:1). Isaías 59:16 dice, “lo salvó su brazo.” Parece, por lo tanto, que la descripción de Jesús a la diestra de Dios significa que Jesús es la expresión del poder salvador de Dios. Este concepto armoniza con la asociación de la posición de Jesús a la diestra de Dios con Su papel de mediador, particularmente

Su trabajo como nuestro intercesor y sumo sacerdote (Romanos 8:34; Hebreos 8:1). Con esta comprensión de la diestra de Dios, quizás nos preguntaremos por qué la Biblia a veces dice que Jesús “se ha sentado” a la diestra de Dios (como en

Hebreos 10:12) en vez de decir simplemente que El está a la diestra de Dios (como en Romanos 8:34). Es probable que esta fraseología particular indica que Jesús

recibió la glorificación completa, el poder completo, y la autoridad completa en un cierto punto de tiempo. Esta exaltación comenzó con Su resurrección y terminó en Su ascensión. En aquel momento El se libró a Sí Mismo de todas las limitaciones y restricciones humanas. Este es el opuesto a la autolimitación a la cual Jesús se sometió en la Encarnación según lo descrito en Filipenses 2:6-8. El terminó Su papel como un ser humano caminando en esta tierra. Jesús ya no se somete a la fragilidad y la debilidad humanas. El ahora no es el siervo sufrido. Su gloria, Su

majestad, y Sus otros atributos divinos ya no se ocultan de la vista del observador casual. El ahora demuestra Su poder como Dios por medio de un cuerpo humano

glorificado. El ahora se demuestra y se demostrará a Sí Mismo como el Señor de todos, el Juez Justo, y el Rey de toda la tierra. Por eso Esteban no le vio a Jesucristo como el hombre ordinario que se pensaba que era mientras que

el estaba en la tierra, sino le vio con la gloria de Dios y el poder de Dios. De igual modo, Juan le vio a Jesús revelado como Dios en toda Su gloria y poder (Apocalípsis 1). La exaltación, la glorificación, y la revelación de Cristo se

culminaron en Su ascensión. Marcos 16:19 dice, “Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios.” La frase “se sentó” indica que la obra sacrificatoria de Cristo no se continúa sino es completa. “El cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia,

y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la

Majestad en las alturas” (Hebreos 1:3). “Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; pero Cristo habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios” (Hebreos 10:11-13). En resumen, encontraríamos muchas inconsistencias sí interpretáramos la descripción de Jesús a la diestra de Dios para significar una colocación física entre dos Dioses con cuerpos distintos. Sí la entendemos como simbólica del poder, la fuerza, la autoridad, la preeminencia, la victoria, la exaltación, y el poder salvador de Jesús manifestado en carne, entonces eliminamos los conceptos que están en conflicto. Además, esta interpretación está conforme con el uso de la frase “la diestra de Dios” a través de la Biblia. “La diestra” revela la omnipotencia y la deidad absoluta de Jesús y justifica el mensaje de un solo Dios en Cristo.

Volviendo a nuestra pregunta original, ¿qué vio Esteban en realidad? Es evidente que él vio a Jesús. Isaías 40:5 dice referente a la venida del Mesías, “Y se manifestará la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de Jehová ha hablado.” Jesús es la gloria revelada de Dios. Esteban vio la gloria de Dios cuando él vio a Jesús. El vio a Jesús irradiando la gloria que El poseía como Dios y con todo el poder y autoridad de Dios. En breve, él vio al Cristo exaltado. El vio a Jesús no simplemente como a un hombre sino como a Dios mismo,

con toda Su gloria, Su poder, y Su autoridad. Por eso El clamó a Dios diciendo, “Señor Jesús, recibe mi espíritu”

(Hechos 7:59).